Amaro Montenegro, más de 120 años de tradición y excelencia italiana

Amaro Montenegro, más de 120 años de tradición y excelencia italiana

Amaro Montenegro, más de 120 años de tradición y excelencia italiana

Desde hace décadas, el licor italiano amaro se ha empleado como aperitivo para abrir el apetito antes de las cenas y como digestivo después de las comidas. Es una bebida tradicional italiana, cuyo sabor amargo se refleja en el nombre del licor, “amaro”.
Se consigue a través de la maceración de hierbas, raíces, flores, cortezas y algunos cítricos. Un toque agridulce que puede combinarse para crear sabores originales y nuevos.
Amaro Montenegro puede disfrutarse solo o mezclado, lo que lo convierte en la bebida ideal para cualquier ocasión.

Una de sus características es su transparencia y delicada textura, que hacen de este licor un producto tan versátil como apetitoso. En cualquier caso, su excelente sabor siempre queda patente.


 

Historia

En 1885 Stanislao Cobianchi estableció una pequeña empresa de licor oponiéndose a los deseos de su familia, cuyas intenciones eran guiarle a una carrera eclesiástica.
Al principio, la producción se centró en una serie de licores, cuyos nombres han sido casi olvidados, como ratafià, alchermes, arquebuse, persico, leche anciana y licor de rosolio.
Un amplio conocimiento de las hierbas le inspiró para crear un nuevo producto, un licor de color ámbar que se convertiría en la especialidad de la casa.

Este licor italiano, fue bautizado como Amaro Montenegro para homenajear a la monarca Elena de Montenegro, segunda reina de Italia y esposa de Víctor Manuel III.

Montenegro es un icónico en la historia italiana. Gabriele D’Annunzio, importante político, escritor y poeta italiano de principios del siglo XX, definió la bebida como el “licor de las virtudes”.
En 1906, el auge de la compañía requirió que se trasladara a una nueva y futurista planta de producción en Borgo Paniga. Posteriormente, durante los años previos a la II Guerra Mundial, la empresa mantuvo su presencia en el mercado nacional, pero en 1941 se cerró la fábrica: el estado de guerra privó al sector privado de las materias primas necesarias para su actividad. Además, la industria de Paniga sufrió grandes daños tras ser bombardeada.

 

En 1946 la planta fue reabierta. Amaro Montenegro todavía estaba vivo en los recuerdos de la gente y su producción se reanudó cuando el mercado de las materias primas se estabilizó.
Gracias a la nueva dirección, Amaro Montenegro aumentó su notoriedad a partir de 1960. También la empresa adaptó la planta y los equipos al desarrollo de la compañía.

Desde los años 80, el éxito de Amaro Montenegro se ha consolidado gracias a las campañas publicitarias que conquistaron a millones de espectadores. Mensajes que comunican los valores de amistad y solidaridad, aquellos que siempre han caracterizado a Amaro Montenegro y su genuino sabor.

Más de 120 años después, Montenegro sigue siendo un símbolo de la tradición y la excelencia italiana.


 

La autenticidad italiana que buscan tus cócteles

Las originales líneas y sinuosas curvas de su botella distintiva se han mantenido sin cambios hasta nuestros días. Esto ha hecho que el producto alcance un gran éxito y una mayor difusión en pocos años, logrando numerosos premios de exposiciones y muestras internacionales.

Si de algo puede presumir Amaro Montenegro, más allá de su inconfundible y tradicional sabor, es de su versatilidad para ser combinado con otros licores y crear fórmulas innovadoras. Entre ellas están el Monte Manhattan, Montenegroni, Monta Mule y El 130, cócteles creados por Montenegro para diferenciar su sabor único y tradicional y poder disfrutar de este licor como protagonista en una mezcla que no dejará indiferente a tu paladar.
¿Y tú?, ¿ya sabes cómo vas a tomarlo?

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Tienes que ser mayor de edad para entrar en esta web

Por favor verifica tu fecha de nacimiento

Style Switcher

Layout options
Header options
NOTE: Naked header pages won't use the vertical header