La inauguración de la nueva fábrica de Chartreuse.

La inauguración de la nueva fábrica de Chartreuse.

Inauguración nueva fábrica Chartreuse.

El pasado 30 de agosto tuvimos el privilegio de asistir a la inauguración de la nueva destilería de Chartreuse, cambiando su mítico enclave en la localidad de Voiron por una nueva destilería ubicada en Aiguenoire, a tan solo 12 km del monasterio originario de la Orden de los Cartujos.

La séptima reubicación de la destilería desde 1618, conservando a misión de los licores Chartreuse: contribuir a la continuidad y reforzar el alcance de la Orden de los Cartujos, tal y como reza su milenario lema “la cruz permanece quieta mientras el mundo gira”.

Es decir, una vuelta al origen, el proyecto Grand Avenir.

En palabras de Emmanuel Delafon, Presidente y CEO de Chartreuse “Así nació este proyecto llamado “Grand Avenir”, una verdadera hoja de ruta para los licores Chartreuse, preparándose para los próximos dos siglos. Por un lado, una nueva destilería en Aiguenoire para que los Cartujos vuelvan a sus raíces; por otro lado, la renovación y cambio de funcionalidad de las bodegas de Chartreuse en Voiron, que esperamos contribuyan a reforzar el atractivo del territorio.” Porque el proyecto no es solo el cambio de espacio de producción, sino la rehabilitación de la antigua destilería de Voiron, convirtiéndola en un museo.

El espíritu y esencia de Chartreuse queda reflejado en cada rincón de este lugar, con un proyecto que trata de convertir esta nueva destilería artesanal, en un a obra que perdure a la entrada del próximo siglo.

Cuidando hasta el mínimo detalle, se prestó mucha atención a la integración del paisaje y la elección de materiales sostenibles – madera, piedra, vidrio – para respetar la belleza natural del paisaje de Aiguenoire. Además, la nueva destilería es un granero rehabilitado, construido por los monjes a finales del siglo XVI.

Espíritu de continuidad y respeto. Conocimientos ancestrales perpetuados a través de hombres.

Los monjes siguen siendo los guardianes de la receta original, los únicos conocedores de dicha receta original y  las 130 hierbas y plantas que la componen, son los responsables del ensamblaje del destilado en sus proporciones perfectas y seleccionan los licores que han de ser embotellados.

Esto hace que Chartreuse siga siendo un producto con un legado único, atemporal y amado en todos los rincones del mundo.

La relación de Chartreuse con Tarragona.

Tarragona fue una de las siete reubicaciones que tuvo la fábrica de Chartreuse a lo largo de su historia, como anteriormente hemos comentado. Nada menos que 86 años permanecieron en la región catalana, después de la expulsión de Francia de los padres cartujos en 1903.

La querida fábrica “La Tarragona” y el licor Chartreuse, son un símbolo que aún perdura para las gentes de la zona, siendo parte fundamental de la cultura autóctona y su tradición. Además, todas las botellas procedentes de esta fábrica son una pieza única de coleccionista, muy cotizada por los amantes de este licor.

Parte fundamental de la fiesta grande de la ciudad de Tarragona, las famosas fiestas de Santa Tecla, como contamos con anterioridad en el artículo Santa Tecla, Tarragona y Chartreuse es el ingrediente central de las bebidas de las fiestas, un combinado llamado: La Mamadeta. Una tradición que pasa de generación en generación, como el legado de Chartreuse.

Ese amor que se procesan la ciudad de Tarragona y el licor francés, hace que desde la marca se produzcan ediciones especiales de cada año, con motivos personalizados y diseños únicos relacionados con las fiestas y la ciudad.

Ya solo nos queda gritar: ¡Salut y Chartreuse!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Tienes que ser mayor de edad para entrar en esta web

Por favor verifica tu fecha de nacimiento

Style Switcher

Layout options
Header options
NOTE: Naked header pages won't use the vertical header